Localización:

Illinois

Hechos Antecedentes:

Uno de mis clientes de impuestos de negocios disfrutó de un éxito mayor con una Oferta de la IRS. El proceso no fue simple. Hubo complicaciones. En este caso, además de una gran deuda federal, también había una gran cantidad de impuestos estatales a pagar. El proceso de oferta tenía que balancear las recolecciones de impuestos estatales con las recolecciones de impuestos para la IRS. Usted puede imaginar que ambas agencias siempre quieren tener la primera prioridad en el pago. Ambas no pueden ser la primera.

Un cliente corporativo evitó a la IRS por muchos años. Sin embargo, miedos de castigos potenciales por parte de la IRS persuadió a que el propietario tomara acción. La compañía tenía múltiples años de devoluciones sin declarar, algunos de esos años habiendo sido muy rentables.

Después de declarar las devoluciones necesarias, la IRS evaluó unos $2’750.000 adicionales en penalidades e intereses. A través del proceso de oferta, el cliente recibió una reducción mayor de penalidades e intereses. La IRS estuvo de acuerdo con perdonar casi $2.25 millones de dólares, y aún permitió que el cliente se mantuviera en el negocio.

Acciones Tomadas:

Nosotros siempre empezamos describiendo el resultado ideal para el cliente, después de una  Oferta-en-Compromiso exitosa. Los pasos siguientes, entonces, fueron estimar la deuda potencial, y declarar las devoluciones de impuestos necesarias. Arreglamos pago de impuestos para permitir el tiempo necesario para evitar imposición de la recolección por parte de la IRS, y para que las valoraciones maduraran a niveles federal y estatal. Este proceso es absolutamente crítico en casos de muchos-dólares y oferta-en-compromiso, y es donde muchos practicantes fallan en ofrecerle un beneficio completo al cliente.

Negociando el Trato:

Nosotros presentamos nuestra Oferta-en-Compromiso inicial, además de un documento de 800 páginas, el cual legalmente resumía y soportaba nuestras posiciones en la Oferta. Detalle, los detalles meticulosos importan.

En este caso, esperamos que la IRS hiciera una contra-oferta debido a un factor clave: el Valor de venta del Negocio. Si el negocio fuese vendido al mercado abierto, el valor (estimado por la IRS) sería más grande que el valor de la Oferta original. Obviamente, si la IRS pudiera simplemente vender el negocio por más de la cantidad que la Oferta-en-Compromiso presentó a licitación, demandaría una cantidad más grande de pago de deudas de impuestos.

Como se esperaba, el gobierno quería una contra-oferta sustancialmente incrementada. El Especialista de Ofertas se enfocó en la valoración del negocio. Durante esa negociación, la IRS me mostró que el valor justo de mercado de la compañía ciertamente estaba calculado razonablemente. Sin embargo, un argumento legal extremadamente detallado mostró porqué sería mejor si se dejara que este negocio operara en su estado actual, en vez de ser vendido. Por lo tanto, la figura basada en el valor justo de mercado no pudo satisfacer el incremento propuesto por la IRS.

Resultados:

Nos conformamos con un pequeño incremento del 10% de la Oferta original. Exitosamente negocié que la compañía siguiera operando. También convencí a la IRS que mi cliente debe mantener una reserva de capital funcional de 60 días, para que el negocio tuviese una oportunidad de sobrevivir. Tampoco se forzó a que el negocio se liquidara a si mismo. Aunque el propietario del negocio quería pagar agresivamente la oferta, negociamos un pago gradual, el cual le permitió al negocio sostener un flujo de efectivo operativo durante el proceso de oferta.

Aceptado por la IRS, la cantidad final de la Oferta-en-Compromiso fue solo un poco mayor a $1’500.000 ($1.5 millones). Después de un pago exitoso a la Oferta-en-Compromiso, la IRS luego expidió una Renuncia del Derecho de Retención de Impuestos Federales. La deuda de impuestos renunciada era ligeramente debajo de los $2’250.000 ($2.25 millones). Este proceso de Oferta-en-compromiso redujo la deuda a la IRS en un 59.5%.

El proceso se tardó más de un año, pero produjo un buen resultado, y un buen cliente de negocios. De verdad existen resultados dramáticos disponibles con la Oficina-en-Compromiso de la IRS.